Es una película estadounidense de 1999 producida por Charles Gordon y dirigida por Joe Johnston, fue protagonizada por Jake Gyllenhaal, Chris Cooper y Laura Dern. Se basa en la historia real de Homer Hickam, hijo de un minero que se vio inspirado por el lanzamiento del primer Sputnik para tomarse como pasatiempo el estudio y experimentación con cohetes contradiciendo los deseos de su padre, y que finalmente se convirtió en un científico de la NASA.

La película se desarrolla en Coalwood, Virginia Occidental, Estados Unidos. La mina de carbón es la fuente de empleo más grande del pueblo y casi todos los hombres que viven allí, trabajan o trabajarán en la mina. John Hickam (Chris Cooper), es el superintendente de la mina y ama su trabajo —a pesar de sus dolores de cabeza y peligros inherentes —y tiene la esperanza de que sus hijos, Jim (Scott Miles II) y Homer (Jake Gyllenhaal), algún día trabajen en ese lugar. Cuando parece que Jim recibirá una beca universitaria para jugar fútbol americano, no obstante, queda Homer para satisfacer el sueño de su padre, aunque la madre de los muchachos, Elsie (Natalie Canerday), tenga mejores expectativas para su hijo. No pasa mucho antes de que un acontecimiento prominente le dé esa ocasión.